¿Capacitar o Entrenar?

 

“Para poder aprender algo, necesito enseñarlo.Si yo soy capaz de entenderlo de manera tal que lo pueda comunicar, entonces siento que entendí algo”

Adrian Paenza

 

Vivimos en una sociedad que está en pleno y enérgico cambio.

Comprender, aprender, entender, enseñar: se convierten en herramientas y habilidades cada vez más requeridas y esenciales para desarrollarnos en la vida cotidiana.

La información como base de conocimiento está ampliamente disponible. Con pocos medios, quien desee adquirir información, puede hacerlo sencillamente.

El sistema tradicional de transferencia de conocimientos encapsulados en formatos rígidos, está en crisis.

La educación formal y los vínculos entre profesores y alumnos están en pleno cuestionamiento y búsqueda de alternativas para adaptarse a la sociedad actual.

La vida diaria nos desafía a incorporar mucho más que solo abundante información erudita.

Necesitamos saber y ejercer aquello que asimilamos en sintonía con nuestros deseos y expectativas de vida.

Los avances tecnológicos aportan mucho más que herramientas novedosas o facilidades impensadas: nos están enseñando a que necesitamos desaprender y re aprender a vivir, para crecer de otra manera.

El conocimiento reclama comprensión y entendimiento, los nuevos saberes aprender desde la emoción, los hábitos y la actitud ante lo nuevo.

Hoy aprender eficientemente significa poner el cuerpo, la mente y el espíritu en clara sintonía.

La idea de capacitar a las personas solo como un método de transferencia de conocimientos es, cuanto menos, insuficiente.

Incorporar mecanismos y dispositivos de entrenamiento permite asociar directamente lo teórico con lo práctico. El aprendizaje más valioso es aquel que puede aplicarse en la vida diaria y se puede usar aquí y ahora.

Ejercicios, prácticas, intervenciones, juegos, colaboran directamente para internalizar la ideas y los conceptos, mientras se vive la experiencia directa de sentir el aprendizaje.

Entrenar es crecer en las capacidades de autoconocimiento, aplicadas directamente a lo que hacemos en el día a día.
Entrenar es ir más allá. Integrar conocimientos con experiencias y emociones con destrezas.
Entrenar es saber asociar el talento y las fortalezas destacadas con el desafío pretendido.
Entrenar es sostener una práctica en el tiempo que estimule cambios y mejoras efectivas.
Entrenar es involucrar a las personas con todas sus capacidades intelectuales, físicas y emocionales.
Entrenar es implicar voluntades y conocimientos hacia la creación de lo nuevo.
Entrenar para comprender, enfrentar y superar las adversidades.
Entrenar para asociarse con el otro bajo logros comunes trascendentes.
Entrenar para entender que lo qué hacemos es importante y cómo lo hacemos es determinante.
Hoy Capacitar es ENTRENAR!

 

“Uno es todo lo bueno que pueda entrenar.”

Usain Bolt

 

Luis María Palacios

eunoialmp@gmail.com

@eunoiacomunidad

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s